Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018

ABRIR LOS OJOS

Imagen
Suelo escuchar ”...tus escritos tienen efecto placebo, son hermosos, inspiradores, evocadores…” entro otros halagos que no estoy seguro de merecer. En cualquier caso…no seré yo quien les prive de tamaña sensación. Se trata de humildes reflexiones, sin grandes pretensiones, sinceras, espontáneas, fruto de lo que pienso y siento en esta etapa de mi vida, y me alegra el alma saber que mis amigos las disfrutan y las comparten. Para muestra, otro botón…


·AbRiR los OjOs Una cosa es-mirar, y otra cosa es-conderse.     Por si algún despitao queda, le recuerdo que este mundo no está hecho para cobardes. Hubo y las habrá, cosas que no queremos mirar, que asustan, pero tarde o temprano tendremos que abrir los ojos y enfrentarnos a la realidad. Si no nos anticipamos, ella lo hace de la manera más cruel y dolorosa.
    Políticos corruptos tratan de escabullirse entre las grietas del sistema, hasta el día que la Justicia abre los ojos y le pone sus garras encima. Gobernantes y empresarios insensibles …

Cuidado con los desequilibrios

Imagen
Cuidado con los desequilibrios
Los pobres aumentan, y los ricos también. Aquí, allá y más allá. Por eso…¡cuidado con los desequilibrios!.  En su última visita Keltoi me ha vuelto a sorprender. Como es de suponer, el que viaja mucho ve más, y de todo aprende. Un día le preguntaré de dónde saca tanta sabiduría.

-Toda época de crisis agudiza el ingenio de la población, -me soltó, rompiendo el silencio-, y la postguerra española no podía ser la excepción. En ese marco de penurias había un personaje que bien podría ubicarse entre una película de Almodóvar y un cuadro surrealista de Dalí, de esos que tanto te gustan.
-¿De quién se trata?, pregunté intrigado.
-Me refiero al “sustanciero”, un paisano que en aquellos tiempos se dedicaba a recorrer las aldeas ofreciendo un hueso de jamón para que las vecinas pudieran “sustanciar” sus pucheros.
-¡Qué barbaridad!, y…¿se ganaba la vida de esa manera?
-Bueno... -dijo Keltoi-, la lucha por la supervivencia es a vida o muerte, para llegar a la segunda tien…