2/8/16

VERA-NO NO-OLVIDABLE



EL QUE NO QUERÍA VENIR...

Bendito los amigos que nos empujan a la felicidad, que nos levantan de la poltrona para mostrarnos nuevos caminos al paraíso. Setenta y cinco primaveras suman flores y árboles que no deben taparnos el bosque. Setenta y cinco años pesan en el alma, pero a partir de ahí aún queda mucha tela que cortar.

El Conde di Jaco comenzó el periplo desde su rincón sureño, en compañía de su inseparable Teresa de los Rodríguez. Ella conocía el camino porque había estado varias veces en España, y en Inglaterra y en las Rías Baixas, la última hace un año escaso. Él también conocía la península y buena parte de Italia, solo que desde la anterior visita pasaron más de 25 años.
Un cumple como este, y unas Bodas de Oro matrimoniales bien merecen una nueva aventura como la vivida en territorio europeo porque…Roma no se conquistó en un día.



MADRID
“Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací, 
por algo te hizo Dios la cuna del requiebro y el chotis…”


Las callecitas de Madrid tienen ese qué se yo, viste… y con 40 grados de Julio ni te cuento. Cómo extrañamos las mañanas frescas de Vigo, donde un día antes y a la distancia celebramos el Bicentenario de la Patria Argentina. Pero hoy estamos aquí, frente al Palacio Real viendo a los Reyes de España en la recepción al presidente de los EEUU, Barak Obama. Aunque nuestros corazones palpitaban por otra recepción mucho más especial, la de Teresa y Guillermo provenientes de nuestro querido sur argentino.

Para una urbe como Madrid, veinticuatro horas no dan para mucho, pero bien exprimidos dan para un recorrido en bus por los lugares más emblemáticos, cervecita en Sol, en Plaza Mayor, acabar cenando en la Plaza San Ana corazón del Barrio de las Letras, frente a las estatuas de García Lorca y Calderón de la Barca. Madrid, la de los grandes contrastes, capital moderna con el trato familiar y cercano de los madrileños. Argentinos por doquier mitigaban la nostalgia, y los postres Llao Llao mitigaban el calorón.

Todo muy bonito, pero la aventura no ha hecho más que empezar. Mañana nos espera el País Vasco, la frontera, Hendaya, el tren de Francia y …






PARIS

“Paris la vie c'est joli. Paris la vie c'est comme ça…” Dice Carlos Cano en su famoso vals, Paris es agradable, en Paris la vida es así; y hasta allí llegaron cuatro patagónicos para corroborarlo.

Desde la Torre Eiffel hasta las aguas del Sena, desde la Plaza de la República a los Campos Elíseos. Sorpresas y admiración en cada rincón, aunque las amenazas terroristas tiñen su milenaria historia  de incertidumbre y preocupación. Esquivando las noticias de una actualidad dolorosa, intentamos centrarnos en el objetivo de nuestra viaje, en lo que representa Paris para nuestra cultura. Desde las Galerías Lafayette, meca del consumismo y glamur, hasta el barrio de Montmartre, imagen universal de la bohemia francesa y europea.

Brillo, fascinación, todo junto y más, visualizado desde un barco por el plácido Sena. Desfile del Día Nacional por tierra y aire, empañado por la tragedia de Niza. La síntesis de lo que estaba pasando nos la dio un taxista: “Paris sigue siendo Paris, pero desde ayer, un poco más triste”.
No resultaba fácil sobreponerse a ese aire de preocupación, al ambiente que nuestros ojos veían alrededor de la Plaza de la República con policías listos para la guerra, pero las capacidades del ser humano son mucho más grandes de lo que imaginamos y el espíritu de celebración festiva que nos había llevado hasta allí permaneció intacto, elevado, saludable.

Ganándole la carrera al sol, regresamos a Hendaya, y antes de que se esconda del todo nos trasladamos a la legendaria aldea de Santa Bernardette Soubirous. Pero nadie nos quitará el sabor de las croissanteries, los perfumes y el vino francés, la “vida en rosa” que se respira en los múltiples ambientes parisinos.









Lourdes, AGUAS DE FE
Una misa es una misa, aunque sea en francés. La fe es la fe, así venga del agua de un manantial o de las entrañas de la tierra, su destino es el mismo…el corazón de hombre. Experiencia que pudimos vivenciar en este bello pueblo de los Pirineos franceses, sede del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes. Pueblo que por las apariciones de la Virgen se convirtió desde el siglo XIX en uno de los centros de peregrinación más importantes de Europa.

En el Año de la Misericordia, Lourdes es buen lugar para dar gracias por lo que estábamos viendo y viviendo. Humedecida la piel como manda la tradición, con “gotas de agua” colgando del pecho, refrescados cuerpo y alma, continuamos el periplo y en una mateada pasamos de las montañas pirenaicas al majestuoso mar Cantábrico.







ASTURIAS

País Vasco, Navarra, cornisa cantábrica, belleza desbordante que transporta al peregrino a otros lugares, a otros tiempos. Tierra de origen de antepasados emigrantes que sacude sentimientos.
Parada en la Villa de Llanes, bulliciosa y cultural, playa El Sablón, Paseo de San Pedro, donde la vida tranquila tiene sabor a marisco y sidra, donde el cielo de los sueños está más cerca del mar…un mundo de historia y belleza natural, que como todo lo que hemos visto y lo que veremos, se necesita más de un viaje para conocer y valorar en toda su dimensión.





GALICIA

Compostela, Finisterre, Vigo, inmensidad atlántica que une historias. Puerta de emigración, de exportación, de evocación.
Desde siempre supieron Tere y Guille que en las Rías Baixas Gallegas tenían un pedacito de corazón latiendo en la misma sintonía, esa que Jaiminés experimentaron en cada regreso a La Línea Sur rionegrina y nunca olvidan, esa que reviven en cada paso por el viejo continente, y con cada una de las visitas de sus seres queridos.

¿Estás actuando, no?...y cómo no, si en el teatro de la vida somos todos actores, protagonistas. ¿Qué sifica? preguntó Martín, sin que tuviéramos clara la respuesta. Este encuentro “sifica” tantas cosas, que nos llevará tiempo comprender y mucho más poder explicarlo. Por suerte, siempre nos quedará la poesía.
“Es…es la historia de un amor, como otras, como tantas, pero con marca registrada y sello de autenticidad. Porque un día… Por una cabeza  lo dejó todo y anduvo los caminos galopando vientos,  dibujando horizontes a Tinta roja y Nostalgias, y desde el día que llegó  con la emoción hasta la Cruz, yo sé que tiene elcorazón… mirando al sur.”  Tango que me hiciste bien






Arenas de Samil, paseos, charlas refrescando pies y recuerdos, verano con olas de calor que no nos hace olvidar las nevadas y el frío que en el sur austral están soportando los nuestros. En el invierno de allá, los seres queridos desempañan los cristales y ponen más leña al fuego para que nada nuble la felicidad compartida con familia y amigos a este lado del charco. Por pocos días…sí, porque la vida es un suspiro, y si no vives estos momentos con intensidad y pasión, se te escapan como agua entre los dedos, aunque sea pura y cristalina como la de Mondariz.

“…Con la bendición del Apóstol Santiago, los declaro Re-casados, el novio puede besar a la novia, pagar lo que debe, y reservar billete para el próximo viaje…”.                               Bando Real, VIGO 2016.



EL PODER DEL MICHAY

Símbolo de la conectividad jacobacina, de la sincronía de latidos con el sur de mis amores. Por más lejos que te lleven los caminos, siempre habrá una Nilda Mazzuca que sostenga tu cable a tierra. Tenía que ser ella, la “Dama del Sur”, responsable de la introducción en España de las primeras semillas de Michay, en casa Deulofeu, con una peña de amigos como testigos del histórico acontecimiento.

Las futuras generaciones han de saber que el poder del Michay no tiene límites, que su hechizo llega a todos los rincones de la tierra. Una prueba más de acercamiento a la Naturaleza, a una tierra y una gente que un día lo dio todo, y hoy, al cumplir sus primeros 100 años de vida, presenta al mundo su carta de ciudadanía y adultez.

“…Por eso…por la amistad entre los pueblos de la Patagonia y Galicia, por nuestros antepasados emigrantes, por la paz y la esperanza de un mundo mejor para todos,   elevamos esta ofrenda a los dioses de los cielos para que bendiga las semillas, la vida de los aquí presentes y la de todos sus seres queridos…” Siembra de Michay en el Jardín de los Afectos.





TOLEDO…despedida castiza

Segunda parte del viaje, con olor a despedida.
“Vívere senza paura” me dijo el camarero de Paris que conocía Mar del Plata. Razón tenía, confirmada por el Papa Francisco, que a millones de jóvenes en Cracovia pedía lo mismo, vivir sin miedo. Para viajar, para los Juegos de Río, para vivir…hacerlo con miedo es morir anticipadamente. Por eso, con determinación y valor seguimos desafiando la ola de calor ibérico que nos abraza como ráfagas de fuego africano, convertidas aquí en 40 grados a la sombra.
TOLEDO monumental, capital de las tres culturas, la del Greco y las Sinagogas, bañada por un Tajo de belleza natural, protegida de los dioses, y su incomparable Catedral prodigando las bendiciones de los cielos.

En la histórica Plaza de Zocodover, un lugareño me confesaba lo difícil que resulta sacarse de la cabeza la imagen de lo que fue la ciudad arrasada durante la Guerra Civil, entre el 36 y 39, los peores años de sus 85 años vividos en ella.  
A ritmo de Turibus y vuelo de dron, por que el tiempo es siempre tirano, encaramos el trayecto hacia el aeropuerto de Barajas con la sensación de la inmensidad que nos queda por conocer, estudiar, comprender. Las maletas llenas de recuerdos, souveniers y de regalos, como el cuadro de Janny, las conchas de vieira pintadas a mano, la película de Isabel y Pascual, los tangos dedicados al Conde, joyitas que pasan a formar parte del baúl de los tesoros.

Hoja de Ruta de un itinerario cuyo último renglón reza, CONTINUARÁ…porque sí, porque en este hermoso viaje alguito habrán tenido que ver los “novios” que cruzamos por el camino, los rezos de familia y amigos, la Cruz del Sur y la protección de los ángeles que nos acompañaron por el camino.








En un lugar de la Mancha…

Un mes que pasará a formar parte de nuestra historia familiar, en una página brillante, merecía un colofón como la visita a la Casa Natal de Cervantes, en la mítica Alcalá de Henares. En un año cervantino en el que el mundo hispano recuerda la figura del insigne escritor, tan importante para las letras hispanoamericanas. Poder ver, contemplar y admirar los lugares donde se fraguaron muchas de las historias cervantinas, como las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, es sin dudas otro regalo de Dios.

Tiempo habrá para desgranar esta experiencia en sucesivos relatos. Hoy deciros simplemente que:
“…en un lugar de la Mancha de cuyo nombre no puedo olvidarme, toqué el cielo con mi pluma, la del sueño de escritor, la que escribe con versos la conectividad con mi gente, la de antes, los de hoy y los hijos de mis hijos…”

Así volvimos a nuestro nido gallego, con el alma llena, por los Amigos Viajeros y porque los viajes nos cambian la vida, nos convierten en mejores personas. Reflexionando sobre las fantasías que durante siglos se representó en el Corral de Comedias, sobre el origen de la palabra Gloria y tantos otros misterios que nos quedan por descubrir, y …compartir.





* Entre amigos, los relojes se paran, se detiene el tiempo *





27/6/16

MIXTICIUS...bicentenario reflexivo


INTRODUCCIÓN
La Independencia argentina que conmemoramos este año se enmarca en un período de la historia en el que varios países de América luchan y alcanzan el mismo objetivo, liberarse del dominio colonial español.
En perspectiva histórica y en un mundo tan complejo, doscientos años de vida institucional otorga a esos países un hándicap de juventud que en cierto modo dificulta el ejercicio de independencia plena. Tanto es así que el término ha mutado a una nueva fórmula, la “interdependencia”.
Mucho, muchísimo ha cambiado el mundo desde aquellos años. En este siglo XXI los países más desarrollados no siempre son las grandes potencias militares que otrora dominaban los mares; la libertad y la independencia se mueven hoy en escenarios financieros y económicos, en el cual se necesitan unos a otros.
España, a día de hoy, continúa con sus conflictos internos que deterioran su imagen histórica y debilitan el poderío internacional que ostentaba en otros tiempos. Crisis económica, comunidades en pie de independencia, la monarquía siempre cuestionada y ahora también afectada por la corrupción, etc.. No obstante es loable que el estado español mantenga el firme propósito de acompañar la estabilidad de las democracias iberoamericanas, contribuyendo al desarrollo de los países que forman por ejemplo el Grupo Bicentenario (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay y Venezuela), con quienes comparten muchas e importantes páginas de su historia.
A diferencia de la “autonomía”, entendida como descentralización del gobierno a nivel ejecutivo, legislativo o judicial, la independencia de estos países se ha convertido como digo, en una “inter-dependencia” ejercida no solo entre sí sino con el resto del mundo, con cualquier país con el que se pueda intercambiar productos, conocimiento, tecnología.
En este sentido, debemos aprender a sacar provecho de la Globalización, y si bien los lazos de España con los países iberoamericanos están ahí y lo estarán por siempre, es bueno recordar que las culturas originarias (americanas precolombinas y las europeas), son más antiguas y ya eran grandes antes de Colón.

2016
En la antigüedad se sucedían los siglos sin apenas alteraciones históricas, hoy, mi generación tiene el privilegio de haber sido contemporánea a grandes avances de la Humanidad, hasta la conmemoración en estos días del Bicentenario de la Independencia de nuestra Patria.
Experimentar en sangre propia la Emigración, con todo lo que ello implica, hacer el camino inverso de nuestros padres y abuelos que un día salieron de Europa, vivir la historia desde la otra orilla, escuchar otras campanas, etc., da una perspectiva más amplia, una posibilidad de conocer y comprender mejor nuestra propia realidad actual, las circunstancias que nos trajeron hasta aquí, los vínculos que nos unen, y el horizonte que tenemos por delante.
Los principios y sueños que en 1816 movieron a nuestros antepasados en San Miguel de Tucumán siguen vigentes. Somos herederos de la lucha por las libertades y los derechos humanos, la avaricia, los intereses sectarios, la corrupción, la discriminación, a lo que se suman nuevas enfermedades sociales como el narcotráfico.
Por ello y por mucho más este aniversario debería ser entendido como una ocasión histórica de reflexión y balance, pero desde un espíritu fraterno, desde la voluntad de acercamiento, de suma, creando escenarios y marcos de actuación de los cuales todos salgamos fortalecidos.

Cuestión de sangre
Consultando fuentes de información para mi novela El Triciclo de Djaiv, tuve acceso a numerosos archivos históricos en varios pueblos y ciudades españolas. En ellos pude descubrir cómo era la vida de nuestros ancestros en sus pueblos originarios, la cultura peculiar de las múltiples Españas, intentado comprender hasta la manera de pensar. Sumado esto al cuarto de siglo que llevo sobre este suelo conviviendo con los españoles de hoy, da un punto de vista diferente de la realidad. Ayuda a apreciar muchas cosas que teníamos olvidadas y afianzar valores compartidos. Aunque parezca paradójico, como le pasó a Cortázar en Paris, la lejanía nos hace más americanistas, querer más a nuestro país, pero no menos que a todos los vecinos latinoamericanos.
En mis libros he volcado muchos de mis aprendizajes durante este tiempo poniendo el énfasis en una labor imprescindible que todos deberíamos ejercer, contribuir a la unión y el entendimiento, aprovechando todas y cada una de las ventajas que la historia común nos otorga.

Aprendizajes
Hasta donde he podido sumergirme, genealógicamente hablando, por mis venas corre sangre europea, española, francesa, italiana, alemana, entre otras. Pero el destino quiso que fuera a nacer en la Patagonia, como millones de hermanos en otras regiones del continente americano. Esa circunstancia fue y es para mí un privilegio y honor. Los millones de latinoamericanos con los que comparto esa distinción, comenzamos a crear una “identidad cultural” nueva, que bebe de milenarias fuentes europeas y también de las raíces indígenas autóctonas.
Esa fusión es seña de identidad y orgullo, elemento que nos distingue y nos hace únicos en el mundo. Sentimiento que no nos debe hacer creer más o mejor que nadie, pero con suficiente peso específico para convertirnos en protagonistas de una nueva generación.
De los siete mil millones que pisamos la tierra, pocos, muy pocos no son mestizos. El mestizaje es una consecuencia natural de la mezcla de razas, etnias y culturas que aumenta cada día. Lo que en su día fue motivo de estigma social y discriminación racista, hoy ser mestizo es motivo de orgullo.
Para entender mejor la identidad latinoamericana debemos acercarnos a grandes nombres de la literatura como Cortazar, José Martí, o ver la realidad del continente a través del prisma de Eduardo Galeano, autor de El Libro de los abrazos, Las venas abiertas de América Latina o Patas arriba, La escuela del mundo al revés, entre otros.




Elogio del mestizaje
Mestizaje entendido no como la cruza de razas, sino como la mezcla y fusión de culturas diferentes, que dan como resultado una nueva, distinta, enriquecida.
·         Nuestra identidad múltiple, realza sus partes creadoras a partir de la fecunda contradicción de las partes que la integran. Pero hemos sido amaestrados para no vernos. El racismo, mutilador, impide que la condición humana resplandezca plenamente en todos sus colores.” Eduardo Galeano
Suele definirse la identidad latinoamericana como una transculturación, proceso iniciado con la llegada de los europeos y los esclavos africanos que llegaron con ellos. Las diferentes tipos de mezcla dieron origen a diferentes clases sociales con nombre propio, mestizo, morisco, mulato, zambo, criollo, etc. Lamentablemente, detrás de dicho fenómeno subyacen otros indeseables como el racismo y la exclusión; dentro de cada país y trasnfronterizo. Por eso, entre las cuestiones pendientes la comunidad iberoamericana está la de prestar más atención a los derechos y necesidades de esa nueva pluralidad social.
Sobrados de energía
Los pueblos americanos están sobrados de energía, solo falta aprender a canalizarlas, a dominar las negativas y potenciar las positivas, acordar explotaciones consensuadas, justas, respetuosas, de los recursos naturales tan grandes como el talento de su gente.
El bienestar del pueblo debe basarse en el respeto a la dignidad de todos y cada une sus habitantes. Para ello hará falta crear una red de principios jurídicos internacionales que defiendan el derecho común al mismo tiempo que las individualidades. No podremos avanzar hacia un futuro mejor sobre la base del miedo. Miedo a conocer las páginas más oscuras de la historia, miedo a las nuevas relaciones internas e internacionales. Todo lo contrario, la valentía es la mejor compañía para alcanzar las metas más altas, los mejores sueños.

El momento político actual en España tiene un grado de complejidad que me recuerda al proceso de Independencia en Argentina, lleno de incertidumbres, donde nadie sabe lo que puede pasar pero todos quieren un cambio, desde grandes ciudades hasta comunidades como Cataluña, País Vasco o Galicia, que luchan por su independencia del poder central. Todos sabemos que hay una historia oficial y… muchas más, escritas según el color político del historiador, del sueldo que cobre el cronista de turno.
Estoy de acuerdo con la historiadora tucumana Noemí Goldman cuando dice que en la historia no hay buenos y malos, héroes y villanos, y llega a conclusiones como las que escribí en mi libro Argentina en  el alma, España en el corazón. Resumiendo, el deber de nuestra generación es el de la comprensión de los procesos, motivaciones, causas, desprovisto de prejuicios, intereses y anhelos personales. Para eso hay que leer, estudiar, con mente y corazón abiertos.




Cuestión de equipo
Mis orígenes profesionales en el ámbito de la Educación Física y los Deportes han dejado en mí uno de los tesoros que más valoro en la vida, el espíritu de equipo. No se puede considerar desarrollado un país con parte de su población abandonada, excluida del sistema, discriminada, por ínfima que sea la proporción. Países que mandan satélites al espacio y tienen gente durmiendo en la calle, alumnos que no pueden estudiar lo que quieren, jubilados que no pueden comprar los medicamentos que necesitan, ¿se les puede calificar de desequilibrados?. El equilibrio viene de la mano de gobiernos fuertes, honrados, que redistribuyen los beneficios con equidad, que respeta a todos sus ciudadanos por igual, sin distinciones de ningún tipo.
Es muy fácil echar la culpa al entrenador cuando se pierden partidos, sin embargo de los triunfos todos queremos ser dueños.

Juntos y unidos
Para el filósofo español Ortega y Gasset “la pampa se mira comenzando por su fin, por su órgano de promesas”, y observa que “lo esencial de la vida argentina es ser promesa”. “Todo aquí vive de lejanías, casi nadie está donde está sino por delante de sí mismo, y desde allí gobierna y ejecuta su vida de aquí, la real, la presente y efectiva”. De allí aquel famoso “Argentinos, a las cosas”. Y continúa diciendo: “El argentino vive atento, no a lo que efectivamente constituye su vida, no a lo que de hecho es su persona, sino a una figura ideal que de sí mismo posee. El argentino se gusta a sí mismo, le gusta la imagen que de sí mismo tiene. El argentino típico no tiene más vocación que la de ser ya el que imagina ser, vive, pues, entregado pero no a una realidad, sino a una imagen”. 
Hay una eterna dualidad irresuelta entre lo que somos y lo que deseamos ser.
Argentina…ni infierno ni paraíso.
Quizá haya llegado la hora de convertir las promesasen realidades, de cristalizar los sueños, de solidificar los más nobles anhelos que llevaron a nuestros antepasados a reunirse en una casita de Tucumán para gritar al mundo su himno de libertad e independencia. Para que el mundo vuelva otra vez su mirada hacia nuestro territorio, queridos hermanos, demostremos una vez más nuestras virtudes y talentos, lo que somos capaces de hacer… juntos y unidos.



16/12/15

LA FELICIDAD, hay que trabajarla

La felicidad está en nuestro ADN pero como el deporte, hay que trabajarla empezando desde abajo.
No confundirla con el fin, porque está en cada paso del camino. No la encontramos en el examen final, sino en lo aprendido para aprobarlo. La explosión de colores es solo una parte de la primavera, pero la germinación es un proceso que comienza en invierno.
Un día aprendí a mirar menos hacia afuera y más en mi interior, porque la hierba siempre parece más verde en el jardín del vecino.

ELEMENTO CLAVE…EL AMOR
Voy encontrando la felicidad  en el contacto con mis amigos, los de hoy y los siempre, que me reportan un elevado grado de satisfacción y alegría. La mejor compañía  para mis horas de soledansiedad.
En un recital de música y poesía, a sala llena y público entregado, con flores de Amancay traídas expresamente desde la otra orilla del Atlántico, que ayudan a crear puentes afectivos y culturales.
En los cumpleaños y aniversarios,  que me hacen tomar conciencia del paso del tiempo, y otorgan a un plus de regocijo por el recuerdo de los buenos momentos compartidos.
En los trabajos de mis alumnos, pero sobre todo por acompañarles  en el mágico proceso de creatividad y crecimiento.
Por compartir mates de cercanía en Radiovoz con Esther y su audiencia, con visitas de lujo como Isabel, Juan Carlos, Javier, Daniel o Mingos , y dejarme sorprender por Alicia en su país multicolor.
Por la fiesta de la democracia en los países de mi vida, donde se practica  la no violencia, se cultiva  el arte del encuentro y la amistad. Porque tanto Argentina como España son pueblos de inmensas maravillas que nos llevará más de una vida conocer y disfrutar.


¿Qué haces tú para ser feliz?. La felicidad  no son rosquillas que alguien traerá  a la puerta de tu casa; que pueden estar muy ricas y sabrosas, pero duran lo que duran, menos que  agua entre los dedos.
La felicidad  es una sensación que lo inunda todo, de principio a fin. Desde el primer pensamiento del día yo elijo ser feliz, un slogan que me acompaña las 24 horas y todas las semillas de felicidad que coseche  me servirá para sembrar el jardín al día siguiente.
Con el amor por bandera, vamos haciendo camino, abrazando la vida en cada amanecer.




21/11/15

Dolor en la superficie, impotencia en el fondo

Dolor en la superficie, impotencia en el fondo

Que venimos haciendo las cosas mal desde hace mucho tiempo, no es una novedad.
La riqueza mundial se concentra cada vez en menos manos, pero más temprano que tarde esto empezará a cambiar, y Dios nos pille confesados.
Los pobres y marginados están empezando a cobrar sus deudas históricas. Facturas que han de pagarse con dinero de las riquezas (de dudoso origen en algunos casos) de las potencias imperialistas, y lamentablemente, también con sangre inocente.
Piratas y cuervos los hubo y los habrá, hasta al Vaticano le cuesta librarse de ellos. Las injusticias por acción o por omisión que arrastramos por siglos, necesitan siglos para alcanzar el equilibrio entre el bien y el mal, que garantice un estado de paz y bienestar sólido y duradero.
Los poderosos en la sombra, ven que el tiempo se les agota, como el petróleo, su horizonte no va más allá de unos pocos instantes de falso confort en lujosos bunkers. No obstante, sus almas no están tranquilas, el miedo no abandona sus cuerpos, porque saben que al salir de ellos, les espera una jauría dispuesta a comérselos vivos.

Ojo por ojo, bomba por bomba

El occidente que conocimos está siendo invadido por el oriente que desconocemos. Entre la hipocresía y el miedo reinante, me cuesta encontrar un artículo de prensa que entre sus reflexiones incluya el desigual reparto de riquezas en el mundo… o no es acaso una de las principales causas de lo que estamos viviendo.
En este mundo inestable solo una cosa es segura, la sensación de inseguridad. Junto al desastre medioambiental, va siendo hora de tomar conciencia también de:
·         La manipulación informática, que crea formas de pensar proclives a los regímenes democráticos, y encuentra en Internet el canal óptimo.
·         Europa es una fortaleza del siglo XXI similar a los castillos feudales de la Edad Media, con súbditos aterrorizados por miedo a que el “sistema” les destierre. La orca o la hoguera de antaño se traduce hoy en recortes presupuestarios, desahucios, negación de créditos, etc.
·         Si la gente aprende a odiar, también puede aprender a amar. Todo es cuestión de aprender.

Paradojas de un mundo de contrastes

*   14 islamistas fanáticos ponen en jaque a buena parte del continente occidental y cristiano, a su ejército y policía, haciéndoles gastar en solo dos días miles de millones de euros.
*    Tantos miles de desocupados en la Unión Europea es otra de las bombas de relojería a punto de estallar en cualquier momento.

Entre todos, (unos con más responsabilidad que otros), le ponemos en bandeja el escenario ideal a las grandes potencias para el control absoluto de las masas, de cada uno de los ciudadanos, y de paso el apoderamiento por la fuerza de los recursos naturales de los países débiles. Vale, pero dos cuestiones: primero, hasta cuándo les durará la alegría; la avaricia es un saco que, como los sueños, también se rompe. Segundo, es esto lícito, justo, ético humanamente hablando?.

Pasividad, indiferencia, cobardía

La pasividad y silencio de los que amamos la paz permite que los fanáticos vayan ganando terreno, y caemos en la tentación de responder a los actos bárbaros con otra barbarie.
Por eso la defensa de la paz es un acto de valentía, hoy más que nunca. La necesidad de llamar a las cosas por su nombre se ha convertido en una obligación, fundamental si queremos empezar a cambiar el rumbo de la debacle.
Liberté, egalité, fraternité… Sí, pero… libertad para quienes?...igualdad para todos?...Fraternidad entre todos?. ¿Se aplica ese hermoso slogan en los barrios periféricos de las grandes ciudades europeas?.

Mea culpa. La Iglesia ha empezado a reconocer sus errores, algunos gobiernos se disculpan por las atrocidades del pasado, pero en Europa no se ve ningún atisbo de reconocer su culpabilidad en infinidad de actos reprochables del pasado, y mucho menos de pedir perdón. No pocos creen que la única manera de pagar esa actitud de soberbia y arrogancia es con sangre, trasladando a su apacible vida la angustia, y sufrimiento que sus respectivos pueblos de origen padecieron por siglos.
El actual estado de psicosis que vive particularmente Europa, es culpa de todos. A partir de ahora cada palo deberá aguantar su vela, y cada cual arrastrará la cruz que le corresponda. Porque hay un defecto humano que nos cuesta corregir: no actuar hasta que el agua llegue al cuello.

Cambio climático

La primera sacudida de nuestra vida la recibimos en el mismísimo nacimiento, “pa llorar”, porque es saludable, dicen las matronas. A partir de ahí necesitamos de vez en cuando un cachete para espabilar, tomar conciencia, como dicen en Cuba, “ponernos a las cosas”. Lamentablemente necesitamos varios muertos, -de los nuestros-, para comprender lo que pasa fuera de nuestros refugios y vallas de protección. Los muertos de los otros no cuentan?. ¿Es imprescindible el mal para que florezca el bien?.
Es deseable esperar que también Paris se convierta esta semana en un antes y un después respecto al Cambio Climático, y de una vez por todas las grandes fortunas del mundo pongan sus barbas en remojo. La Humanidad no aguanta más emisiones contaminantes, ni biológicas, ni éticas, ni morales, de lo contrario la atmósfera se hará irrespirable…también para ellos.

No sé si los líderes mundiales atenderán a lo publicado en la Encíclica LAUDATO SI, o a lo escrito en mi libro LA VIDA DEL MUNDO. Por si acaso… dicho queda.



J´aime la paz

El mundo nunca fue un camino de rosas, ni un jardín florido. Conocer el pasado, el origen de las cosas nos permite entender el dolor del presente. La eterna y descarnada lucha entre las grandes potencias se reproduce hoy en Siria. La verdad es que, escudados en eufemismos y falaces argumentos seguimos peleándonos por lo mismo, las riquezas naturales, las fuentes de energía no renovables, etc.. Los países “ricos” pretenden salvaguardar su bienestar a costa de la sangre de muchos pueblos y ciudadanos inocentes. Si no podemos alcanzar la paz ni siquiera a través de las religiones, podremos lograrlo con bombas?.
La paz, como toda grandeza del ser humano está dentro de cada uno. Es la tranquilidad que procede del orden y de la unidad de voluntades.

“Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz. La gente educa para la competencia y ese es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos para cooperar y ser solidarios unos con otros, ese día estaremos educando para la paz”. María Montessori.


No odio. No venganza. No violencia

2/10/15

ARGENTINA 2015

ARGENTINA 2015
Una aventura nueva


“Yo vengo del sur, donde la vida pasa lenta y sin apuro 
donde esconde sus tesoros el futuro, de un mundo aún por descubrir.
Yo vengo del sur, donde se nace en cada pétalo de flor, 
donde se muere en cada lágrima de amor, de ese lugar vengo yo.
Y traigo mi regalo echo voz y poesía, el canto simple que no ha muerto todavía, después de largas ausencias y destinos, en la maleta el polvo del camino, 
y traigo intacta la ilusión de aquel verano, cuando me amaste sin preguntar por qué, maravilloso tiempo de Juventud, 
cuando me amaste y yo también te amé...”






En el cuaderno de viaje del Peregrino, dos palabras se escriben con mayúsculas: AMISTAD y GRATITUD. Quizá las que mejor simbolicen su andar por los caminos del sur, y del norte, y de cada rincón que visitó en Argentina.

Camino en el que encontró flores de amistad, que pintaban una nueva primavera con grandes obras y pequeños detalles. Los que preparan el mejor menú de bienvenida, regalan sus creaciones echas en madera, cuero o palabras, quien te lleva de paseo o te regala semillas de Amancay para que en mi jardín no falte un trocito de Patagonia. Y quien te presta su guitarra, porque…

en casa de mis amigos nunca falta una guitarra  
con la que cantar mis versos,
 con la que alegrar el alma. 
La casa de mis amigos está en el mismo camino
 de mis sueños e ilusiones
 y de mi andar peregrino…”.

Pequeños tesoros que guardaré en el baúl de mis joyas más preciadas, y pasan a formar parte del patrimonio de mi humanidad.







Sueños cumplidos

Lo mejor que te puede pasar en la vida es poder sentirte bien, satisfecho. En este caso por esparcir “il messagio” en Patagonia natal, en Jacobacci, Bariloche, Río Negro, santuarios de infancia y juventud.

Asombrado por el crecimiento y desarrollo de la región, pendiente del terremoto de Chile, de la salud del gran Horacio Guarany, ilusionado por el Centenario del pueblo que se avecina, y de la histórica visita del Papa a Cuba y EEUU. Su encíclica sobre el Medio Ambiente es un respaldo moral a La Vida del Mundo, libro declarado de Interés Educativo, Cultural y Comunitario por el H. Concejo Deliberante de Ingeniero Jacobacci y la provincia de Río Negro.









GRATITUD

Al Conde di Jaco Guillermo Speratti, y al ejército de familiares y amigos que hicieron posible mi visita, convirtiéndola en una experiencia sublime. No era la primera y tampoco será la última. Cada una con sus características que la hacen diferente, única, inolvidable.

Mi agradecimiento de corazón a las Autoridades Municipales, a los periodistas y locutores, asociaciones y vecinos que hicieron de mi estancia una verdadera fiesta para el espíritu. Sin olvidar los llamados telefónicos y mensajes de aquellos a los que no pude abrazar.

A los amigos de acá, con sus buenos deseos, sus mensajes radiofónicos como los de Esther y Daniel. A los de allá que me conocen y saben que un mate, una ramita de Michay y un abrazo me bastan para sentirme el hombre más feliz de la tierra.
Ángeles de la Guarda que siempre viajan conmigo, que vibraron con cada una de mis intervenciones y rezaron por mí. Hadas protectoras que endulzaron mis días, que me colmaron de mimos y atenciones para cuyo agradecimiento necesitaré más de una vida.






Dar más
Cuando lo das todo, siempre recibes más de lo que esperas. Cuando pones toda la carne en el asador, nadie queda con hambre. Entonces no pesan las horas en los aeropuertos, en los aviones, en las estaciones, no molesta el viento y la lluvia, la nieve y el frío, no caen mal las demoras o las ausencias.

Cuando cultivamos el arte del encuentro, todos salimos ganando, nosotros, nuestros hijos, la humanidad. Si los de arriba no saben comportarse y sus actos no sirven de ejemplo, démoslo los de abajo, demostremos cómo deben hacerse las cosas para que vuelvan a florecer la paz, la justicia y la concordia.

No importa si en ello se nos va la vida. Qué mejor misión existencial que la de haber contribuido a dignificar la sociedad, contribuir con la salud de la Vida del Mundo.






Compartiendo vida

En cada brindis, en cada mate o copa de vino, en cada encuentro late la vida, desaparecen el tiempo y la distancia, todo se vuelve “aquí y ahora”. Da igual si hace 40 años que no nos vemos, si estamos más canosos y arrugados, “donde hubo fuego, cenizas quedan”…  y un hombre me canta la canción que le enseñé en los campamentos, en la escuela…  y un niño me dice “tenía muchas ganas de verlo”… y Señorita Nilda me cuenta que lee mis libros a sus nietos. Dios!, cómo se paga todo eso.

Juntos celebramos el Día del Maestro, el Día del Pueblo, la llegada de la Primavera austral y otro acontecimiento no menos importante: los 85 años de mi madre. Allá, al pie de las sierras cordobesas, donde el cielo se funde con la tierra. Donde los arroyos corren en silencio para no molestar la siesta y el canto de los pájaros. Sabores, colores, tradiciones, todo se mezcla en una dulce mansedumbre, en el rincón sagrado del regazo de una madre donde volvemos a sentirnos el centro del universo.



Disculpas pido por los abrazos pendientes, por los besos suspendidos, por el cariño latente. Mi memoria puede fallar, pero no mis sentimientos.
Y regresé tranquilo porque sentí que dejaba mis raíces bien amarradas al suelo, con tientos de humildad, para que el vuelo de mis sueños no me arrastren al fango de la vanidad. Porque…

“al sur volveré, para enfrentarme al pasado sin temor, 
para acabar mis poemas de amor, para cantar mi última canción. 
Al sur volveré, para encontrar de mi vida la razón,
 porque allí quedó mi corazón, y con él mi alma enamorada”.