16/12/15

LA FELICIDAD, hay que trabajarla

La felicidad está en nuestro ADN pero como el deporte, hay que trabajarla empezando desde abajo.
No confundirla con el fin, porque está en cada paso del camino. No la encontramos en el examen final, sino en lo aprendido para aprobarlo. La explosión de colores es solo una parte de la primavera, pero la germinación es un proceso que comienza en invierno.
Un día aprendí a mirar menos hacia afuera y más en mi interior, porque la hierba siempre parece más verde en el jardín del vecino.

ELEMENTO CLAVE…EL AMOR
Voy encontrando la felicidad  en el contacto con mis amigos, los de hoy y los siempre, que me reportan un elevado grado de satisfacción y alegría. La mejor compañía  para mis horas de soledansiedad.
En un recital de música y poesía, a sala llena y público entregado, con flores de Amancay traídas expresamente desde la otra orilla del Atlántico, que ayudan a crear puentes afectivos y culturales.
En los cumpleaños y aniversarios,  que me hacen tomar conciencia del paso del tiempo, y otorgan a un plus de regocijo por el recuerdo de los buenos momentos compartidos.
En los trabajos de mis alumnos, pero sobre todo por acompañarles  en el mágico proceso de creatividad y crecimiento.
Por compartir mates de cercanía en Radiovoz con Esther y su audiencia, con visitas de lujo como Isabel, Juan Carlos, Javier, Daniel o Mingos , y dejarme sorprender por Alicia en su país multicolor.
Por la fiesta de la democracia en los países de mi vida, donde se practica  la no violencia, se cultiva  el arte del encuentro y la amistad. Porque tanto Argentina como España son pueblos de inmensas maravillas que nos llevará más de una vida conocer y disfrutar.


¿Qué haces tú para ser feliz?. La felicidad  no son rosquillas que alguien traerá  a la puerta de tu casa; que pueden estar muy ricas y sabrosas, pero duran lo que duran, menos que  agua entre los dedos.
La felicidad  es una sensación que lo inunda todo, de principio a fin. Desde el primer pensamiento del día yo elijo ser feliz, un slogan que me acompaña las 24 horas y todas las semillas de felicidad que coseche  me servirá para sembrar el jardín al día siguiente.
Con el amor por bandera, vamos haciendo camino, abrazando la vida en cada amanecer.




No hay comentarios: