VERA-NO NO-OLVIDABLE



EL QUE NO QUERÍA VENIR...

Bendito los amigos que nos empujan a la felicidad, que nos levantan de la poltrona para mostrarnos nuevos caminos al paraíso. Setenta y cinco primaveras suman flores y árboles que no deben taparnos el bosque. Setenta y cinco años pesan en el alma, pero a partir de ahí aún queda mucha tela que cortar.

El Conde di Jaco comenzó el periplo desde su rincón sureño, en compañía de su inseparable Teresa de los Rodríguez. Ella conocía el camino porque había estado varias veces en España, y en Inglaterra y en las Rías Baixas, la última hace un año escaso. Él también conocía la península y buena parte de Italia, solo que desde la anterior visita pasaron más de 25 años.
Un cumple como este, y unas Bodas de Oro matrimoniales bien merecen una nueva aventura como la vivida en territorio europeo porque…Roma no se conquistó en un día.



MADRID
“Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací, 
por algo te hizo Dios la cuna del requiebro y el chotis…”


Las callecitas de Madrid tienen ese qué se yo, viste… y con 40 grados de Julio ni te cuento. Cómo extrañamos las mañanas frescas de Vigo, donde un día antes y a la distancia celebramos el Bicentenario de la Patria Argentina. Pero hoy estamos aquí, frente al Palacio Real viendo a los Reyes de España en la recepción al presidente de los EEUU, Barak Obama. Aunque nuestros corazones palpitaban por otra recepción mucho más especial, la de Teresa y Guillermo provenientes de nuestro querido sur argentino.

Para una urbe como Madrid, veinticuatro horas no dan para mucho, pero bien exprimidos dan para un recorrido en bus por los lugares más emblemáticos, cervecita en Sol, en Plaza Mayor, acabar cenando en la Plaza San Ana corazón del Barrio de las Letras, frente a las estatuas de García Lorca y Calderón de la Barca. Madrid, la de los grandes contrastes, capital moderna con el trato familiar y cercano de los madrileños. Argentinos por doquier mitigaban la nostalgia, y los postres Llao Llao mitigaban el calorón.

Todo muy bonito, pero la aventura no ha hecho más que empezar. Mañana nos espera el País Vasco, la frontera, Hendaya, el tren de Francia y …






PARIS

“Paris la vie c'est joli. Paris la vie c'est comme ça…” Dice Carlos Cano en su famoso vals, Paris es agradable, en Paris la vida es así; y hasta allí llegaron cuatro patagónicos para corroborarlo.

Desde la Torre Eiffel hasta las aguas del Sena, desde la Plaza de la República a los Campos Elíseos. Sorpresas y admiración en cada rincón, aunque las amenazas terroristas tiñen su milenaria historia  de incertidumbre y preocupación. Esquivando las noticias de una actualidad dolorosa, intentamos centrarnos en el objetivo de nuestra viaje, en lo que representa Paris para nuestra cultura. Desde las Galerías Lafayette, meca del consumismo y glamur, hasta el barrio de Montmartre, imagen universal de la bohemia francesa y europea.

Brillo, fascinación, todo junto y más, visualizado desde un barco por el plácido Sena. Desfile del Día Nacional por tierra y aire, empañado por la tragedia de Niza. La síntesis de lo que estaba pasando nos la dio un taxista: “Paris sigue siendo Paris, pero desde ayer, un poco más triste”.
No resultaba fácil sobreponerse a ese aire de preocupación, al ambiente que nuestros ojos veían alrededor de la Plaza de la República con policías listos para la guerra, pero las capacidades del ser humano son mucho más grandes de lo que imaginamos y el espíritu de celebración festiva que nos había llevado hasta allí permaneció intacto, elevado, saludable.

Ganándole la carrera al sol, regresamos a Hendaya, y antes de que se esconda del todo nos trasladamos a la legendaria aldea de Santa Bernardette Soubirous. Pero nadie nos quitará el sabor de las croissanteries, los perfumes y el vino francés, la “vida en rosa” que se respira en los múltiples ambientes parisinos.









Lourdes, AGUAS DE FE
Una misa es una misa, aunque sea en francés. La fe es la fe, así venga del agua de un manantial o de las entrañas de la tierra, su destino es el mismo…el corazón de hombre. Experiencia que pudimos vivenciar en este bello pueblo de los Pirineos franceses, sede del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes. Pueblo que por las apariciones de la Virgen se convirtió desde el siglo XIX en uno de los centros de peregrinación más importantes de Europa.

En el Año de la Misericordia, Lourdes es buen lugar para dar gracias por lo que estábamos viendo y viviendo. Humedecida la piel como manda la tradición, con “gotas de agua” colgando del pecho, refrescados cuerpo y alma, continuamos el periplo y en una mateada pasamos de las montañas pirenaicas al majestuoso mar Cantábrico.







ASTURIAS

País Vasco, Navarra, cornisa cantábrica, belleza desbordante que transporta al peregrino a otros lugares, a otros tiempos. Tierra de origen de antepasados emigrantes que sacude sentimientos.
Parada en la Villa de Llanes, bulliciosa y cultural, playa El Sablón, Paseo de San Pedro, donde la vida tranquila tiene sabor a marisco y sidra, donde el cielo de los sueños está más cerca del mar…un mundo de historia y belleza natural, que como todo lo que hemos visto y lo que veremos, se necesita más de un viaje para conocer y valorar en toda su dimensión.





GALICIA

Compostela, Finisterre, Vigo, inmensidad atlántica que une historias. Puerta de emigración, de exportación, de evocación.
Desde siempre supieron Tere y Guille que en las Rías Baixas Gallegas tenían un pedacito de corazón latiendo en la misma sintonía, esa que Jaiminés experimentaron en cada regreso a La Línea Sur rionegrina y nunca olvidan, esa que reviven en cada paso por el viejo continente, y con cada una de las visitas de sus seres queridos.

¿Estás actuando, no?...y cómo no, si en el teatro de la vida somos todos actores, protagonistas. ¿Qué sifica? preguntó Martín, sin que tuviéramos clara la respuesta. Este encuentro “sifica” tantas cosas, que nos llevará tiempo comprender y mucho más poder explicarlo. Por suerte, siempre nos quedará la poesía.
“Es…es la historia de un amor, como otras, como tantas, pero con marca registrada y sello de autenticidad. Porque un día… Por una cabeza  lo dejó todo y anduvo los caminos galopando vientos,  dibujando horizontes a Tinta roja y Nostalgias, y desde el día que llegó  con la emoción hasta la Cruz, yo sé que tiene elcorazón… mirando al sur.”  Tango que me hiciste bien






Arenas de Samil, paseos, charlas refrescando pies y recuerdos, verano con olas de calor que no nos hace olvidar las nevadas y el frío que en el sur austral están soportando los nuestros. En el invierno de allá, los seres queridos desempañan los cristales y ponen más leña al fuego para que nada nuble la felicidad compartida con familia y amigos a este lado del charco. Por pocos días…sí, porque la vida es un suspiro, y si no vives estos momentos con intensidad y pasión, se te escapan como agua entre los dedos, aunque sea pura y cristalina como la de Mondariz.

“…Con la bendición del Apóstol Santiago, los declaro Re-casados, el novio puede besar a la novia, pagar lo que debe, y reservar billete para el próximo viaje…”.                               Bando Real, VIGO 2016.



EL PODER DEL MICHAY

Símbolo de la conectividad jacobacina, de la sincronía de latidos con el sur de mis amores. Por más lejos que te lleven los caminos, siempre habrá una Nilda Mazzuca que sostenga tu cable a tierra. Tenía que ser ella, la “Dama del Sur”, responsable de la introducción en España de las primeras semillas de Michay, en casa Deulofeu, con una peña de amigos como testigos del histórico acontecimiento.

Las futuras generaciones han de saber que el poder del Michay no tiene límites, que su hechizo llega a todos los rincones de la tierra. Una prueba más de acercamiento a la Naturaleza, a una tierra y una gente que un día lo dio todo, y hoy, al cumplir sus primeros 100 años de vida, presenta al mundo su carta de ciudadanía y adultez.

“…Por eso…por la amistad entre los pueblos de la Patagonia y Galicia, por nuestros antepasados emigrantes, por la paz y la esperanza de un mundo mejor para todos,   elevamos esta ofrenda a los dioses de los cielos para que bendiga las semillas, la vida de los aquí presentes y la de todos sus seres queridos…” Siembra de Michay en el Jardín de los Afectos.





TOLEDO…despedida castiza

Segunda parte del viaje, con olor a despedida.
“Vívere senza paura” me dijo el camarero de Paris que conocía Mar del Plata. Razón tenía, confirmada por el Papa Francisco, que a millones de jóvenes en Cracovia pedía lo mismo, vivir sin miedo. Para viajar, para los Juegos de Río, para vivir…hacerlo con miedo es morir anticipadamente. Por eso, con determinación y valor seguimos desafiando la ola de calor ibérico que nos abraza como ráfagas de fuego africano, convertidas aquí en 40 grados a la sombra.
TOLEDO monumental, capital de las tres culturas, la del Greco y las Sinagogas, bañada por un Tajo de belleza natural, protegida de los dioses, y su incomparable Catedral prodigando las bendiciones de los cielos.

En la histórica Plaza de Zocodover, un lugareño me confesaba lo difícil que resulta sacarse de la cabeza la imagen de lo que fue la ciudad arrasada durante la Guerra Civil, entre el 36 y 39, los peores años de sus 85 años vividos en ella.  
A ritmo de Turibus y vuelo de dron, por que el tiempo es siempre tirano, encaramos el trayecto hacia el aeropuerto de Barajas con la sensación de la inmensidad que nos queda por conocer, estudiar, comprender. Las maletas llenas de recuerdos, souveniers y de regalos, como el cuadro de Janny, las conchas de vieira pintadas a mano, la película de Isabel y Pascual, los tangos dedicados al Conde, joyitas que pasan a formar parte del baúl de los tesoros.

Hoja de Ruta de un itinerario cuyo último renglón reza, CONTINUARÁ…porque sí, porque en este hermoso viaje alguito habrán tenido que ver los “novios” que cruzamos por el camino, los rezos de familia y amigos, la Cruz del Sur y la protección de los ángeles que nos acompañaron por el camino.








En un lugar de la Mancha…

Un mes que pasará a formar parte de nuestra historia familiar, en una página brillante, merecía un colofón como la visita a la Casa Natal de Cervantes, en la mítica Alcalá de Henares. En un año cervantino en el que el mundo hispano recuerda la figura del insigne escritor, tan importante para las letras hispanoamericanas. Poder ver, contemplar y admirar los lugares donde se fraguaron muchas de las historias cervantinas, como las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, es sin dudas otro regalo de Dios.

Tiempo habrá para desgranar esta experiencia en sucesivos relatos. Hoy deciros simplemente que:
“…en un lugar de la Mancha de cuyo nombre no puedo olvidarme, toqué el cielo con mi pluma, la del sueño de escritor, la que escribe con versos la conectividad con mi gente, la de antes, los de hoy y los hijos de mis hijos…”

Así volvimos a nuestro nido gallego, con el alma llena, por los Amigos Viajeros y porque los viajes nos cambian la vida, nos convierten en mejores personas. Reflexionando sobre las fantasías que durante siglos se representó en el Corral de Comedias, sobre el origen de la palabra Gloria y tantos otros misterios que nos quedan por descubrir, y …compartir.





* Entre amigos, los relojes se paran, se detiene el tiempo *





Comentarios

teresa ha dicho que…
Jaime hermoso tu relato!!!cuanto vivimos y compartimos!cenas,almuerzos,rutas,playas,iglesias,lugares inolvidables!! solo nos queda dar gracias a Dios por tan linda aventura- GRACIAS!!! TERE-GUILLE

Entradas populares de este blog

Camino de Las Chacras

Roberto Navarro en Vigo. Una historia de encuentros